Follow TarijaLibre on Twitter

Asciende a 30 la cifra de campesinos masacrados por opositores en Bolivia en la Masacre de Porvenir

Publicado por tarijalibre on Sep 14th, 2008 y clasificado en Pando. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

“Nos emboscaron y comenzaron a disparar desde los árboles con ametralladoras automáticas”, cuenta uno de los indígenas que sobrevivieron a la que ya se conoce como la “Masacre de Porvenir”, por la cercanía al lugar de los hechos de una población con ese nombre.

La Paz denunciaba desde 2006 que bajo el mandato del opositor Leopoldo Fernández, prefecto de Pando, se estaban entrenando grupos de paramilitares. Estas fuerzas parapoliciales estaban destinadas a brindar “seguridad ciudadana”, según Pando.

Los testigos de la masacre relatan que los campesinos asesinados, que al parecer se dirigían a un acto político de apoyo al presidente indígena, fueron emboscados y perseguidos después por el monte. “Les dispararon como cazando troperos. A esos cuerpos los llevó el río, están en el monte o en los arroyos”, recoge la prensa local citando a un testigo de la matanza.

El Gobierno boliviano sospecha que además de funcionarios oficiosos del departamento de Pando, los líderes rebeldes podrían haber contado con sicarios contratados en Brasil y Perú.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada afirmó que se trata de la mayor “masacre” de Bolivia en democracia, incluso proporcionalmente superior a la ocurrida en El Alto en 2003, donde murieron 60 personas, si se compara la población de esta ciudad aledaña a La Paz con el muy inferior número de habitantes de la región de Pando.

Rada subrayó que este “crimen de lesa humanidad” no quedará impune y será investigado por fiscales que están viajando a Pando.

Esa versión es totalmente distinta a la que ha dado el prefecto (gobernador) de Pando, el opositor Leopoldo Fernández, quien en las pasadas horas acusó al mismo Ejecutivo y a los sectores afines de haber provocado los incidentes violentos de los últimos días.

Estado de excepción
La deriva violenta de algunos sectores de la oposición ha desatado también críticas a la inoperancia del Gobierno, por una tímida respuesta policial o de las Fuerzas Armadas. El propio Evo Morales asumía su responsabilidad desde Cochabamba: “Tal vez el culpable sea yo al decirles a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional que no usen armas contra el pueblo. Tal vez por eso algunos grupos se aprovechan de eso para ofender y humillar a las FF.AA. y a la Policía”.

El Gobierno optó al final por declarar el estado de excepción en Pando para restaurar la legalidad vigente y reponer las instituciones que en las últimas jornadas habían sido atacadas por fuerzas opositoras.

Los gobernadores autonomistas han avivado su oposición en las últimas semanas ante la decisión del Gobierno boliviano de destinar un 30 por ciento de los ingresos del impuesto de hidrocarburos (IDH), para financiar un bono de 30 dólares destinado a mayores de 60 años. Hasta ahora, este dinero se quedaba en manos de las autoridades de las provincias productoras.

La tensión entre Gobierno y oposición no se calmó tras la contundente victoria de Evo Morales en el referéndum revocatorio del 10 de agosto, cuando recibió más del 67% de los apoyos, 14 puntos más que cuando ganó las elecciones en 2005.

La desobediencia de los gobernadores opositores en la denominada ‘Media Luna’ -las cuatro provincias más ricas, al este del país- provocdó el reciente choque diplomático entre La Paz y Washington: el jueves, el embajador de EEUU en el país andino, Philip Goldberg, fue expulsado entre acusaciones de respaldar o gestar los desacatos de los departamentos en rebeldía. Goldberg fue también alto diplomático de EEUU en la desmembración de Yugoslavia o la escisión de Kosovo.

Etiquetas: , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE