Follow TarijaLibre on Twitter

Ban Ki-Moon se compromete a considerar conclusiones de CMPCC en reunion con Morales en Nueva York

Publicado por Tarija on May 8th, 2010 y clasificado en IMAGEN, INTERNACIONAL, Medio Ambiente, Movimientos Sociales. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

Ban Ki-Moon se compromete a considerar conclusiones de CMPCC en reunion con Morales en Nueva York

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (NNUU), el surcoreano Ban Ki-Moon, se comprometió el viernes a considerar las conclusiones de la Conferencia Mundial de Pueblos Sobre el Cambio Climático y la Madre Tierra (CMPCC), celebrada en abril en su país, para contrarrestar el calentamiento global que provoca la emisión de gases de efecto invernadero, durante una reunión, el viernes, con el presidente de Bolivia, Evo Morales, en la sede del foro multilateral en Nueva York.

“Vamos a asumir medidas (..) las conclusiones de Cochabamba vamos a examinarlas. El cambio climático es tema global (y) necesitamos contar con un enfoque más amplio”, que ayudará a sustanciar las conclusiones de la CMPCC, afirmó luego que Morales le entregara el documento aprobado por 35.000 representantes de movimientos sociales y pueblos indígenas de más de 150 países de 5 continentes reunidos en la ciudad boliviana de Cochabamba entre el 20 y 22 de abril último.

Ban Ki-Moon y Morales se reunieron en privado por espacio de poco menos una hora en el despacho del líder de NNUU.

“Yo estoy muy consciente de que las críticas a los Estados miembros (de NNUU) para mejorar y ver cómo restablecemos la confianza entre los países desarrollados y en desarrollo. Es una prioridad”, enfatizó Ban Ki-Moon, durante su encuentro con Morales y una decena de representantes mundiales de pueblos indígenas y movimientos sociales en la sede del organismo.

Durante la entrevista, el Secretario General de NNUU resaltó la iniciativa de Morales -que viajó a Nueva York específicamente para entregar el documento- de propiciar un encuentro mundial en su país, preocupado por los efectos nocivos que provoca el cambio climático en los países en vías de desarrollo.

“Yo le agradezco a usted por haber visitado y agradezco la iniciativa de del presidente Morales de haberse reunido con todos los representantes de los pueblos”, proclamó Ban Ki-Moon, al tiempo de recibir el documento de conclusiones de la I CMPCC, traducido al inglés.

“Me alegra que ustedes hayan presentado los resultados de la Conferencia a la Comisión Marco de NNUU”, exaltó.

Ban Ki-Moon se comprometió a poner las conclusiones del encuentro de Cochabamba en la esfera de las reuniones específicas sobre el tema que propicia NNUU.

“Debemos trabajar en este tema de la manera más transparente”, le dijo a Morales y su delegación, al afirmar su decisión para que el documento sea considerado en la Cumbre de Cancún, México, previsto para fines de 2010.

“Vamos a participar en la reunión de México a fines de año”, recalcó.

Por su parte, Morales afirmó que cumplía con un mandato conferido por los asistentes a la I CMPCC, que debatieron durante tres días en Cochabamba la problemática mundial en 17 mesas.

“Es nuestra obligación hacer notar ante las NNUU los derechos de la Madre Tierra”, proclamó el líder boliviano que ofició, ante Ban Ki-Moon, como representante de las demandas e inquietudes de pueblos originarios y movimientos sociales planetarios.

El documento en conclusiones “permite entender mejor la situación del cambio climático”, indicó Morales al líder de NNUU.

Tras la reunión con Ban Ki-Moon, Morales brindó en Nueva York una conferencia a la prensa internacional en la que pidió “seamos hoy limpios y activos con la humanidad y no tóxicos y reactivos, mañana, con la naturaleza”.

“Por tanto hay dos caminos: salvar al capitalismo o salvar a la naturaleza. Es responsabilidad también de los presidentes que estamos organizados o somos parte de las Naciones Unidas”, planteó.

Tras su entrevista con Ban Ki Moon, el jefe de Estado boliviano proclamó la existencia de dos instancias mundiales para resolver la crisis climática derivada de la emisión de gases nocivos y el calentamiento global, por parte del grupo de países industrializados.

“Ahora tenemos dos instancias importantes en el mundo que son este movimiento mundial por los derechos de la Madre Tierras, producto de la Conferencia en Cochabamba, y las Naciones Unidas. Quisiéramos juntos trabajar, dialogar, debatir, analizar los grandes problemas del cambio climático o la crisis climática”, insistió durante la rueda de prensa.

Su recargada agenda en Nueva York, de donde partía este mismo viernes a Bolivia, le llevó también a pronunciar un discurso ante representantes y embajadores acreditados ante NNUU, en una reunión del Grupo del G77 y China.

El gobernante boliviano dijo que la I CMPC surgió como alternativa al entendimiento de Copenague, en diciembre pasado, cuando los países industrializados lanzaron un documento de tácito rechazo y desconocimiento al Protocolode Kioto ( 1997), donde una convención mundial bajo la égida de NNUU se pronunció por una reducción sensible de los gases de efecto invernadero en un intento por revertir la crisis climática

“He convocado a esta Conferencia porque en Copenhague no se escuchó ni atendió la voz de los pueblos del mundo”, sostuvo.
.
“Bolivia convocó a esta Conferencia porque los países llamados desarrollados no cumplieron con su obligación de establecer compromisos sustanciales de reducción de gases de efecto invernadero en la Conferencia de Copenhague del año pasado sobre Cambio Climático.Si estos países hubieran respetado el Protocolo de Kioto y hubieran acordado reducir sustancialmente sus emisiones dentro de sus fronteras, la Conferencia de Cochabamba no hubiera sido necesaria”, apuntó.

Morales estimó de importancia urgente y vital la adopción de las conclusiones de la CMPCC en la Cumbre de Cancún.

“Personalmente estoy convencido que la única forma de garantizar un resultado positivo en Cancún, México, es con la amplia participación de los pueblos del mundo y con la más férrea unidad de los países del G77 China”, proclamó.

El G77 y China incorpora a 130 países en desarrollo, afectados por las alteraciones del clima, principalmente en sus desempeños agrícolas y en las formas ancestrales de coexistencia con la naturaleza.

“Somos los menos responsables del cambio climático y, sin embargo, los más afectados por los graves impactos del calentamiento global. Representamos dos terceras partes de los países que integran las Naciones Unidas que comprenden cerca del 80 % de la población mundial. En nuestras manos está salvar el futuro de la humanidad, del planeta tierra y hacer escuchar y respetar la voz de nuestros pueblos”, enfatizó.

La I CMPCC, que congregó en Cochabamba a 40.000 representantes indígenas y de movimientos sociales de 154 países de 5 continentes, se situó en el justo medio entre las cumbres NNUU, de Copenhague, y de Cancún,, en un intento resuelto por revertir el cambio climático y la extinción de la especie humana y en una abierta querella al mundo industrializado y capitalista.

Al tiempo de asumir una posición proactiva y de reivindicación ante las potencias industriales, la CMPCC demandó a los países más desarrollados restaurar, en lo que reversible, la salud de la atmósfera planetaria, respetar los derechos de la Madre Tierra y las formas ancestrales de vida, comprometiéndose a reducir efectivamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

También a sufragar los costos de adaptación de los pueblos y comunidades que ya enfrentan los efectos nocivos de la crisis climática y, sobre todo, respetar el Protocolo de Kioto, lo que implica rechazar los alcances del “ilegítimo” Entendimiento de Copenhague y corregir el camino en la cita de Cancún.

“Es necesario construir un fondo de adaptación, como un fondo exclusivo para enfrentar el cambio climático, como parte de un mecanismo financiero manejado y conducido de manera soberana, transparente y equitativa por nuestros Estados”, exigió.

“Con tal propósito adoptamos el plan de acción mundial, para que en México los países desarrollados observen el Anexo Uno (del Protocolo de Kioto) respeten el marco legal vigente y reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 50%”, afirma la Declaración de la I CMPCC, rotulada Acuerdo de los Pueblos (AP), suscripta al conmemorarse el primer aniversario de la Declaración del Día de la Madre Tierra, homologada por NNUU en 2009.

“La próxima conferencia sobre cambio climático a realizarse a fines de año en México debe aprobar la enmienda al protocolo de Kioto para el segundo período de compromisos a iniciarse en 2013 al 2017 en el cual los países desarrollados deben comprometer reducciones domésticas significativas al menos de 50%, respecto al año base de 1990, sin incluir mercados de carbono u otros sistemas de desviación”, incorporó.
RedCentral/cc/ ABI

Etiquetas: , , , , , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE