Follow TarijaLibre on Twitter

El dialogo comenzo bien por Grover Cardozo

Publicado por tarijalibre on Ene 10th, 2008 y clasificado en Órgano Ejecutivo. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

El diálogo entre representantes del gobierno y prefectos salió con buen pie y el país ya siente sus efectos: Una sensación de distensión , combinada con optimismo y esperanza.

Existen posibilidades de entendimiento. Ni duda cabe, porque los prefectos parecen estar más conscientes del impacto social de medidas como la Renta Dignidad y de la utilidad que tendrá para el país la nueva Constitución Política del Estado.

 

A su vez el gobierno también valora la disposición de los prefectos a construir y consolidar la unidad del país, la democracia, el estado de derecho y la institucionalidad como pilares fundamentales de la nueva realidad.

 

La transmisión de la reunión por varios medios de comunicación, si bien transparentó las posiciones, también fue motivo para que algún prefecto -con un olfato oportunista impresionante- se lanzará a una puesta escénica con caracteres de melodrama.

 

Para bien de Bolivia el prefecto cruceño Ruben Costas nos sorprendió a todos con su actitud moderada y de respeto a la investidura del presidente Morales y al conjunto de los presentes. Cuando menos fue esencialmente y educado, lo cual contrastó con las actitudes irreverentes que mostraba en las concentraciones en Santa Cruz.

 

Si bien los prefectos Costas ,Cossío y hasta Leopoldo Fernández argumentaron bastante bien sus posiciones, la actitud que dejó boquiabiertos a los televidentes fue la del prefecto paceño José Luis Paredes. Pepelucho está conciente de su escaso apoyo frente a un referéndum revocatorio y dijo “o me juego ahora o debo preparar maletas” y se jugó con todo arremetiendo contra el gobierno y mostrando un chauvinismo paceñista de antología. Ni duda cabe que ganó algunos puntos en determinados sectores, pero en otros se hundió más porque reflejó algo que a la gente le molesta: la impostura. Más allá del sentido oportunista de Paredes, la reunión alimentó las esperanzas de la gente.

 

La gran ciudadanía de La Paz, Santa cruz y todas las regiones del país sintió que es posible la unidad real de Bolivia. Esa unidad real que se la encara en base a justicia social, democracia económica y consideración por la dignidad de la gente.

 

Y de verdad parece increíble que entre apenas 9 millones de habitantes no logremos entendernos.

 

Claro, en el pasado se manejó una unidad ficticia, una unidad aparente. En cambio hoy se está construyendo una nueva unidad. Una unidad real que garantiza por igual los derechos de todos. Al parecer esta realidad está siendo comprendida por algunos prefectos que sienten que es inútil remar contra la historia.

Etiquetas: ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE