Follow TarijaLibre on Twitter

Indigenas y campesinos son victimas de intolerancia y racismo en Sucre

Publicado por tarijalibre on Nov 22nd, 2007 y clasificado en Asamblea Constituyente, Chuquisaca. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

El rector Jaime Barrón y el dirigente universitario Antonio Jesús respaldaron las acciones violentas, esta vez por parte de estudiantes de la Universidad Pedagógica de Sucre. Incluso el vicerrector de esa casa de estudios superiores fue insultado.

Por segundo día consecutivo, campesinos e indígenas que se encuentran en la Capital de la República para defender el desarrollo de la Asamblea Constituyente fueron víctimas de humillación y discriminación, esta vez por estudiantes de la Universidad Pedagógica “Mariscal Sucre”.

Una vez más quedará registrado que jóvenes que se preparan para ser los futuros educadores de los niños sucrenses y del país atentaron contra los derechos humanos de centenares de campesinos e indígenas al expulsarlos de su refugio a las calles y en plena llovizna.

Mientras las mujeres preparaban luna olla común para servir la ración del mediodía, uno de los dirigentes que se identificó como Hugo y que evitó dar su apellido irrumpió el lugar encabezando a un grupo de estudiantes que exigían el desalojo de esos ambientes.

Vanos fueron las explicaciones de los campesinos para que les den plazo hasta que encuentren otro sitio donde puedan alojarse, pero la exigencia de los normalistas se impuso con insultos y amenazas contra su integridad física si es que no abandonaban de inmediato el lugar.

“Nosotros somos un movimiento chuquisaqueño, somos estudiantes de esta región y esa es la razón por lo que exigimos que salgan de este lugar, está claro. La normal es de propiedad del Estado, el Estado somos la población, los estudiantes y también los campesinos, pero seamos claros estamos en una confrontación y se van”, dijo el estudiante normalista.

Una futura profesora justificaba su decisión: “Nosotros no estamos en contra de ustedes, pero ahora estamos en un conflicto, porque como chuquisaqueños estamos peleando por algo que es justo y el permitirles su presencia es como si estuviéramos en contra de los demás”.

La falta de respeto no únicamente fue para los campesinos, sino también para el vicerrector de la Universidad Pedagógica, Mario Ugarte, quien mientras pedía respeto y solidaridad para sus alojados, un bullicio se apoderó del lugar y empezaron los gritos.

“Les pido que hagamos un cuarto intermedio porque están consiguiendo otros ambientes para que se vayan ahí, por favor no podemos ser tan inhumanos compañeros”, dijo el Vicerrector, sin embargo la intolerancia se impuso.

“Fuera. Fuera. Fuera. Fuera”, fueron los gritos que se prolongaron por varios minutos obligando al Vicerrector desistir de su mediación.

Sin embargo, los eufóricos estudiantes normalistas, cambiaron de actitud cuando llegó el rector Jaime Barrón acompañado del dirigente universitario Antonio Jesús, quienes fueron recibidos con vivas y aplausos.

“Quiero agradecer el apoyo que ustedes están dando al tema de la capitalidad. Les convocamos a estar pendientes a que la ley no se vulnere al interior de la Asamblea”, dijo.

“Yo (Barrón) les digo jóvenes que ¡estos son nuestros campesinos!, aunque sean masistas, están siendo utilizados por el MAS. No podemos confrontarnos con los campesinos, no lo hagamos y permitamos que se retiren pacíficamente”, añadió el rector respaldando el desalojo de los campesinos a la calle mientras caía incesante la lluvia.

Los defensores de la capitalidad plena para Sucre, acataron la orden y organizaron un callejón humano conformado por futuros profesores, quienes, mientras se sacaban los colchones y demás objetos, insultaban y humillaban a los campesinos.

La sorpresiva presencia de Barrón fue calificada como una intromisión a la Universidad Pedagógica “Mariscal Sucre” porque no ingresó como rector de la Universidad, sino como dirigente cívico para impartir instrucciones de lo que los jóvenes deben hacer.

“Lamentablemente ha venido a incitar a la gente, lamentamos que ese Comité Interinstitucional esté alentando a la confrontación entre hermanos cuando como rector Jaime Barrón debería apoyar que nuestros hermanos se alojen”, dijo Mario Ugarte.

El dirigente del centro de estudiantes de los normalistas que se identificó como Hugo dijo que los campesinos no fueron expulsados de la Normal Pedagógica, sino que por “voluntad propia” decidieron “irse”.

“Ellos (campesinos) han decidido irse, lo único que nosotros les hemos dicho es que es clara la postura de la Asamblea que ha pedido que se retiren, pero cómo se hacen a las víctimas que se vayan. Nosotros nos debemos a la coyuntura regional”, aseguró.

“Cuando se ha instalado la Asamblea no había conflicto y las puertas para ellos (campesinos) estaban abiertas y hemos sido solidarios, ahora también hemos tenido solidaridad, no se olviden que los hemos tenido aquí por tres días”, añadió el futuro profesor.

Con la cabeza baja por la impotencia de poder hacer algo salían los campesinos de la Universidad Pedagógica.

“Tantos años hemos luchado a lado de nuestros estudiantes para su presupuesto y la recuperación de la democracia y ahora no votan como perros sin compasión”, decía una de las mujeres aymaras entre sollozos.

“Con esta actitud de humillación y discriminación bochornosa de los jóvenes estudiantes para nosotros Sucre ya no es más la ciudad Culta”, decía un campesino.

“Aunque nos voten, nos humillen y salgamos a la calle en lluvia vamos a seguir adelante”, dijo una de las mujeres del área rural.

“Estamos acostumbrados a estar en las calles, siempre nos han tenido en las calles, pero vamos a seguir en nuestra lucha para terminar con la desigualdad y la marginación”, advirtió, mientras abandonaba el lugar cargando sus ollas a medio cocer.
Lcr/Dgav ABI

Etiquetas: , , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE