Follow TarijaLibre on Twitter

La Ética Periodística en los suelos

Publicado por Ricardo on Ago 16th, 2008 y clasificado en Medios de Comunicacion. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

Morbo, mentiras, la verdad en la sepultura

Sólo a unas semanas después de haber asumido el gobierno, la prensa tomo partido el cual Fue una flagrante violación a la ética profesional de los periodistas, pues las empresas de información periodística se parcializan fundamentalmente con la derecha por no decir Ruben Costas.

 

Desde antes de tomar posesión el Gobierno de Evo Morales, tras ganar las elecciones ya los medios de comunicación habían decidido barrer con todo contra el gobierno Indígena peo aun luego del referéndum (2008), contra el triunfador de los comicios nacionales. El profesionalismo quedó pisoteado en favor de la militancia política, y nuevamente la verdad perdió, por un momento, frente a necesidades de propaganda de una bandera partidaria. Fue una transgresión a la ética periodística, en cuya base se encuentra precisamente la principal misión del periodista: decir la verdad, que es el principio básico de una concepción deontológica de la ética periodística. La veracidad informativa es el cimiento de la ética profesional del periodista.

Nos Preguntamos así como el dia viernes 15 de agosto del 2008 cada uno de los medios con mas de tres enlaces directos ¿Por que no lo hacen lo mismo con la pobreza, el racismo, la humillacion y la golpiza que hacen La unión Juvenil Cruceñista y otros? Red Unitel, Red Uno, Red ATB, Red Bolivisión, Red PAT, Megavisión, Gigavisión, Cadena A, Grupo Fides Bolivia, Panamericana.

 

Carlos Valverde y sus amigos Unión Juvenil Cruceñista, Hnos Arias, junior Arias, Julio Cesar Caballero, José Pomacusi, Jorge Robles, Karla Revollo, Sissi Añez, Ximena Antelo, Jorge Lazcano, Gonzalo Rivera, Sandra Parada, John Arandia, Raúl Velásquez, Juan José Flores, Eduardo Pérez Eribarne, Roberto López, Cayetano Llobet

 

Por que no lo decimos la verdad? Rubén Costas, junto al Comité Cívico y la Unión Juvenil Cruceñista, son los responsables del inicio de la violencia en Santa Cruz en su afán de concretar un plan conspirativo contra un Gobierno que fue ratificado por más de dos tercios de votos en el referendo revocatorio de mandato, del pasado 10 de agosto.

 

Con frecuencia observamos en los noticieros de televisión entrevistas de prensa a los Diputados de Podemos, a Rubén Costas y otros de la derecha una cobertura de 10, 15, 20 minutos donde pueden decir lo que quieran insultar, humillar, pero los periodistas preguntan al del oficialismo como si estuvieran acusando, y se ponen en evidencia ante las cámaras cuando no obtienen la respuesta que quieren. Hay que admitir que al Mandatario le ha tocado lidiar con un grupo de mujeres y hombres de prensa sumamente hostigosos, se burlan de su forma de vestir, de su forma de hablar, que muchas veces formulan preguntas de una manera agresiva y hostil, y a veces, desde plataformas partidarias. Supuestamente esta es la razón por la cual dicen llamarse el cuarto poder. El comportamiento no ético, de estar sesgado y comprometido con una actitud política antigubernamental, en otro penoso capítulo de agresión a la libertad de expresión. La tergiversación, la desinformación, la información convenienciera, donde se sepulta la verdad.

Por que no se denuncia lo que sucede hoy en Bolivia?

* Tener influencias en el movimiento autonomista, declararse como “cruceño que defiende a su pueblo” y además “perseguido por el centralismo”, es suficiente para violar la ley, cometer actos racistas, golpear a agentes de la policía y finalmente recibir el fallo benevolente del Poder Judicial cruceño.

* La policía en Santa Cruz es extremadamente débil no sólo ante la delincuencia sino también ante un solo empresariado y una clase media acomodada, racista y con influencias en el Poder Judicial.

* Los medios son la palestra para apologizar y amplificar las fechorías de cívicos.

* El MAS no puede defender ni a la policía, peor al pueblo, contra los excesos de los cívicos que quedan impunes.

A diario se escuchan gritos como este Yo soy cruceño carajo, pacos raza maldita!

 

En defensa de la ética periodística

mencionamos algunos de ellos donde dicen:

Código latinoamericano de ética periodística

La libertad de prensa la concibe como el derecho de nuestros pueblos a ser oportuna y verazmente informados y a expresar sus opiniones sin otras restricciones que las impuestas por los mismos intereses de los pueblos.

 

La Felap proclama el siguiente Código Latinoamericano de Ética Periodística:

 

Artículo 1 – El periodismo debe ser un servicio de interés colectivo, con funciones eminentemente sociales dirigidas al desarrollo integral del individuo y de la comunidad. El periodista debe participar activamente en la transformación social orientada al perfeccionamiento democrático de la sociedad; y consagrar su conciencia y quehacer profesional a promover el respecto a las libertades y a los derechos humanos.

 

Artículo 2 – El periodismo debe contribuir al fortalecimiento de la paz, la coexistencia, la autodeterminación de los pueblos, el desarme, la distensión internacional y la comprensión mutua entre todos los pueblos del mundo; luchar por la igualdad de los seres humanos sin distinción de raza, opinión, origen, lenguaje, religión o nacionalidad. Es un deber ineludible del periodista latinoamericano contribuir a la independencia económica, política y cultural de nuestras naciones y pueblos, y al establecimiento de un Nuevo Orden Económico Internacional y de la descolonización de la información.

 

Artículo 3 – Son además deberes imperativos del periodista: Impulsar, consolidar y defender la libertad de expresión y el derecho a la información, entendido éste como el derecho que tienen los pueblos a informar y a ser informados. Promover las condiciones para el establecimiento del flujo libre y equilibrado de las naciones en los niveles mundial, regional y nacional.

Luchar por un nuevo orden informativo acorde con los intereses de los pueblos que sustituya al que actualmente impera en la mayoría de los países de Latinoamérica deformando su realidad.

Pugnar por la democratización de la información a fin de que el periodista ejerza su misión de mediador profesional y agente del cambio social y de que la colectividad tenga acceso a esa misma información.

Rechazar la propaganda de inevitabilidad de la guerra, la amenaza y el uso de la fuerza en los conflictos internacionales.

 

Artículo 4 – En su labor profesional el periodista adoptará los principios de la veracidad y de la ecuanimidad y faltará a la ética cuando silencie, falsee o tergiverse los hechos, proporcionará al público información sobre el contexto de los sucesos y acerca de las opiniones que sobre ellos se emitan a fin de que el perceptor del mensaje noticioso pueda interpretar el origen y la perspectiva de los hechos. En la difusión de ideas y opiniones el periodista preconizará las condiciones para que ellas puedan expresarse democráticamente y no sean coartadas por intereses comerciales, publicitarios o de otra naturaleza.

 

Artículo 5 – El periodista es responsable por sus informaciones y opiniones, aceptará la existencia de los derechos de réplica y respetará el secreto profesional relativo a sus fuentes.

 

Artículo 6 – El periodista debe ejercer su labor en los marcos de la integridad y la dignidad propias de la profesión, exigirá respeto a sus creencias, ideas u opiniones lo mismo que al material informativo que entrega a sus fuente de trabajo, luchará por el acceso a la toma de decisiones en los medios en que trabaje. En el respecto legal procurará el establecimiento de estatutos jurídicos que consagren los derechos y deberes profesionales.

 

Artículo 7 – Son acciones violatorias de la ética profesional: El plagio y el irrespeto a la propiedad intelectual. El soborno, el cohecho y la extorsión. La omisión de información de interés colectivo. La difamación y la injuria. El sensacionalismo.

 

Artículo 8 – Se considera una violación en alto grado de la ética profesional la participación o complicidad de periodistas en la represión a la prensa y a los trabajadores de la información.

 

Artículo 9 – El periodista debe fortalecer la organización y la unidad sindical o gremial ahí donde existan y contribuir a crearlas donde no las haya y se vinculará al movimiento de la clase trabajadora de su país.

 

Artículo 10 – El periodista debe procurar el mejor conocimiento y velar por la defensa de los valores nacionales especialmente por la lengua como expresión cultural y como factor general de las nuevas formas de cultura.

 

Artículo 11 – Es un deber del periodista contribuir a la defensa de la naturaleza y denunciar los hechos que generen la contaminación y destrucción del ambiente. Este Código Latinoamericano de Ética Periodística entra en vigor en el momento de su aprobación por el II Congreso Latinoamericano de Periodistas. Como se aprecia a simple vista el texto trascrito es hijo de su tiempo al periodista se le exige mucho compromiso político explicito. Por otra parte los resultados de encuesta de la FELAP de 1985 demuestran que el estado prepotente de los propietarios de los medios informativos no ha cambiado en la mayor parte de los países iberoamericanos es la actitud de la UNESCO frente a la colegiación obligatoria de los periodistas, que tan fuertes raíces habían echado en Latinoamérica.

Etiquetas: , , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE