Follow TarijaLibre on Twitter

La fiesta de las ñatitas o cráneos humanos

Publicado por Tarija on Nov 10th, 2011 y clasificado en Policía. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

En una pequeña caja o sobre un cojín, con gafas de sol o con apósitos de algodón en las cuencas de los ojos, con gorro o calvo, soltero, en pareja o en familia. Hoy es su día, 8 días después de la fiesta de los difuntos, se trata del mito andino,de las ‘ñatitas’.

Pues, hoy se adorna los cráneos humanos. Cada familia que posee uno va al cementerio general de La Paz para la salida anual.

Según la tradición pre colombina, las ‘ñatitas’ protegen las familias. Lleva seguridad y prosperidad en los hogares. La denominación se la explica por el achatamiento de rostro a la altura de la nariz.

La leyenda cuenta que con esta fiesta los vivos establecen contactos con los difuntos. Proviene de la cultura aimara.

En la entrada de la iglesia del cementerio, se nota una cola. La gente espera con su(s) ñatita (s) por la bendición. Con flores, las salpica. Después, las exponen dignamente en los caminos del cementerio.

A menudo, el cráneo humano tiene nombre.

Una paceña cuenta: “El mío se llama León. Ha llegado hace 12 años cuando mi hija estudiaba medicina. Ahora forma parte de nuestra familia. Nos ha sostenido durante los estudios de nuestros hijos. Tiene una cara simpática, ¿no?”.

La ‘ñatita’ puede ser antepasado o cualquier persona.

“Es mi padre, Luis. Siempre, nos cuida en la casa. Me ha salvado varias veces la vida. Cada martes y cada jueves, le doy cigarritos. Está instalado en el comedor. Le hablo todos los días”, explica otro paceño.

Los visitantes ofrecen flores, cigarros, alcohol o coca al cráneo. Rezan para él y formulan deseos.

Después de esta exhibición, una misa está organizada. Aún la Iglesia Católica sigue con la tradición de dejar los difuntos en sus tumbas, acepta a regañadientes la celebración. Existe desde siempre.

Luego, unas familias vuelven a su casa. La paceña sigue: “Todo el día, le daré cigarros y encenderé velas en su honor. Hoy es su día. Tenemos que rendirle homenaje y agradecerle para todo lo que hace para nosotros”.

Otras se dirigen en salón para festejar hasta la madrugada.

Existe la leyenda policíaca. Cuenta que una calavera ayuda a encontrar los criminales. La ‘ñatita’ hubiera dado índices a los policías de El Alto en las hojas de coca.
Sl/cc ABI

Etiquetas: , , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE