Follow TarijaLibre on Twitter

Los ideales de Luis Espinal Camps son la luz para la transformacion de Bolivia

Publicado por tarijalibre on Mar 24th, 2008 y clasificado en Movimientos Sociales. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travťs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

Las organizaciones sociales del país y activistas por los derechos humanos, coinciden en que la figura y pensamiento del padre Luis Espinal Camps son la luz que alumbra el camino de la transformación que confluye en este proceso de reconocimiento de las necesidades de las grandes mayorías.

La Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), junto con otras organizaciones sociales, recordaron en diferentes actos la memoria del jesuita Lu√≠s Espinal Camps, asesinado hace 28 a√Īos un d√≠a como hoy.

Los actos fueron realizados para mantener viva la imagen y el recuerdo del padre Espinal, y para que los políticos, los jóvenes y la ciudadanía asuman un compromiso por la defensa de los derechos humanos, la defensa de los sectores desposeídos y de los recursos naturales.

Para las organizaciones sindicales, sociales y la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, Espinal fue una de las v√≠ctimas de los intereses ocultos de los d√≠as negros y dolorosos de la dictadura, que a 28 a√Īos de su asesinato contin√ļa bajo el manto de la impunidad.

El Defensor del Pueblo, Waldo Albarrac√≠n, manifest√≥ que “el 22 de marzo sus verdugos pensaron que dando muerte a Lucho, terminar√≠an con su memoria, pero se equivocaron, porque le dieron la inmortalidad”.

“Desde su asesinato, Espinal alcanz√≥ la inmortalidad porque todos los bolivianos lo recordamos y la fecha de su muerte es emblem√°tica para la historia del pa√≠s”, asegur√≥.

Manifestó que la muerte de Espinal, si bien constituye una desaparición física, actualmente alcanzó la verdadera inmortalidad en el escenario boliviano y la historia de la lucha del pueblo boliviano.

Agregó que a partir de ese momento, la figura de Espinal empieza a ser una luz que alumbraba a los sectores sociales que pugnaban por sus derechos y que hoy vive en el corazón de los bolivianos.

“Seguramente no llegaremos al perfil de √©l (Espinal), pero eso no debe servir de pretexto para no actuar bajo esas importantes consignas y convicciones que enarbolada Lu√≠s Espinal y que pretendemos hacerlas nuestras en la actividad cotidiana”, afirm√≥.

Por su parte, la presidenta de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Sonia Brito, expresó que para el país, Luis Espinal, fue un profeta porque su pensamiento y sus ideales hoy se hicieron realidad, luchar contra la injusticia, la violación de los derechos, la exclusión y la corrupción.

“Luis Espinal fue uno de los que dej√≥ sentada la l√≠nea de la APDHB, al indicar que esta instituci√≥n no puede ser imparcial, porque nosotros no podemos ser imparciales ante la opresi√≥n, la explotaci√≥n, el abuso, el sufrimiento y la discriminaci√≥n”, enfatiz√≥.

A su vez, el director del Observatorio de Derechos Humanos de Bolivia, Guillermo Vilela, dijo que el pensamiento de Espinal coincide con la fuerza, la transparencia, la idoneidad y la participación popular.

“El padre Espinal, es un hombre de una talla inconmensurable, su ejemplo es la calidad de vida que √©l demostr√≥, su consecuencia y compromiso. Incluso √©l sacrific√≥ su vida por lograr el bienestar de nuestro pa√≠s, de los compatriotas y por conseguir justicia e igualdad”, enfatiz√≥ Vilela.

TORTURA Y ASESINATO DE LUIS ESPINAL

La noche del 21 de marzo de 1980, cuatro meses antes de la asonada militar encabezada por Luis García Meza, Luis Espinal regresaba a su casa después de ver una película en el Cine 16 de Julio, cuando fue secuestrado por un grupo de paramilitares que lo llevaron al matadero de la zona de Achachicala de la ciudad de La Paz.

En el lugar fue torturado durante cinco horas con golpes, quemado con cigarrillos, fue sometido a la picana el√©ctrica, sus captores le fracturaron el estern√≥n y varias costillas y, por √ļltimo, fue rematado con 17 disparos de bala.

Horas m√°s tarde su cad√°ver fue arrojado en el camino a Chacaltaya. Su cuerpo estaba maniatado y amordazado.

La Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia, ese 22 de marzo en la ciudad de Cochabamba, realizaba su ampliado nacional y tras conocer la muerte del jesuita Espinal emitió un enérgico pronunciamiento de condena y repudio por el cruel asesinato.

Parte del texto de este pronunciamiento dec√≠a: “La tortura y asesinato de Luis Espinal, es un hecho m√°s que marca el inicio de una nueva forma de actuar de las fuerzas de la reacci√≥n, que buscan crear las condiciones para interrumpir el proceso democr√°tico por el que lucha nuestro pueblo en procura de la liberaci√≥n nacional y social”.

También pidió al entonces gobierno de Lidia Gueiler Tejada desenmascarar y castigar ejemplarmente a los autores materiales e intelectuales por ese cobarde asesinato.
Dea/Dgav ABI

Etiquetas:

Articulos Relacionados

Deje una contestaciůn

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE