Follow TarijaLibre on Twitter

Medios para fines golpistas

Publicado por tarijalibre on Nov 29th, 2007 y clasificado en Órgano Ejecutivo. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

“Algo les sale mal a los ricos: los que antes reprimían a los pobres; los que daban golpes de Estado para beneficiarlos, hoy no se prestan al juego del racismo, la provocación y la insolencia de los que hasta ayer mandaban sin cortapisas (Jorge Luis Ubertalli).

La lucha de clases se profundiza en Bolivia, como era de esperarse, por cuanto ningún sector de la burguesía y el imperialismo regalan nada, nunca, a los pueblos.

Sostuvimos ya varias veces que son democráticos y de almas bellas cuando les conviene, y autoritarios y de almas negras, cuando también les conviene.

Su conveniencia alimenta sus tácticas y estrategias, carecen de principios éticos, morales y humanos y sólo saben reconocer a la fuerza del adversario como elemento esencial para tenerlo en cuenta.

De nada valen los llamados al diálogo, a la cordura, a la bondad universal y a la fraternidad humana para la burguesía cuyo sistema, al decir de Carlos Marx en El Capital, “rezuma sangre y cieno desde su nacimiento”.

Los poderosos son pragmáticos e inventan tanto doctrinas belicistas como el fascismo, así como esotéricas al estilo new age y otras parecidas, cuando son afines a sus intereses.

Solo los mueve la ambición desmedida, lograda en base a la explotación y saqueo de los pueblos, montadas sobre su desmovilización y pasividad.

En estos días, ante la iniciativa de los asambleístas constituyentes de instalar la Asamblea a resguardo de las agresiones de niños educados y tontos útiles de Sucre, la prensa “seria” llamó a deguello.

Sus medios gráficos, que forman opinión desinformando y tergiversando situaciones y hechos, se han lanzado a la batalla por indicar a las Fuerzas Armadas el camino del Golpe de Estado. Lo han hecho (y lo hacen) utilizando diferentes ideas – fuerza, a saber:

- La exposición de la figura del vicepresidente García Linera como símbolo del “guerrillerismo” en acción frente a la de un “moderado” Evo Morales.

- La presentación del sacrificio de dos perros por parte de los “Ponchos Rojos” de Omasuyus como símbolo de la barbarie “originaria”, con el fín de separar a los originarios y campesinos aymaras de sus aliados pequeño burgueses urbanos de todo el país.

Y la descalificación del jefe proconstitucionalista del Ejército, Freddy Berzatti, quien desfiló con un poncho rojo el 6 de agosto en Santa Cruz.

- La difusión sobre la inutilidad de los políticos de ambos bandos, derecha y progubiernistas, cual dos demonios que utilizan al pueblo para sus enfrentamientos sectoriales, que solo podrían conjurarse con “orden y disciplina”.

- La tácita sugerencia, dirigida a las Fuerzas Armadas, de que el gobierno no toma con seriedad y patriotismo la agenda pendiente con Chile sobre la salida al mar y la reivindicación de Aguas del Silala ( agenda que indirectamente se vincula con el Foro Humanista celebrado en La Paz en estos días).

- El desorden y caos del país vinculado, según la derecha y sus órganos, al aumento de precios, carencia de diesel, inflación y otros ítems ya conocidos, como el llamado del ex edecán del narco general García Meza, Manfred Reyes Villa, a los oficiales medios para que se levanten en armas contra Evo y la pretendida “sumisión” de Evo al “imperialismo” chavista.

BOTONES DE MUESTRA

En dos editoriales del 23 de noviembre de los periódicos El Nuevo Día, de Santa Cruz y Correo del Sur, de Sucre, se contrapone la figura del vicepresidente Alvaro García Lineras a la del presidente Evo Morales.

El Plan del Vicepresidente, se titula una, cuyo copete resalta: “Estos anuncios forman parte de un plan anunciado por el vicepresidente para buscar la solución por la vía del desastre, un camino que las Fuerzas Armadas no deberían estar dispuestas a recorrer”.(El Nuevo Día).

La otra, del Correo del Sur, titulada “Entre Columnas” y que firma Rodolfo Mier Luzio, se titula: “Evo Morales pierde el control del Gobierno”. Allí se dice: “El presidente Evo Morales pasó a segundo plano en las decisiones del Estado y es rebasado por los movimientos sociales y por el propio Vicepresidente de la República que se ha convertido en un protagonista directo de confrontaciones que se preparan en el país”.

En toda la nota el vicepresidente aparece signado como el “terrorista”. No caben dudas que ambas piezas responden a un llamamiento a las Fuerzas Armadas para que no se dejen seducir por sus “enemigos” de ayer,( en este caso el vicepresidente, otrora preso por guerrillero) y pongan las cosas en su lugar.

En otro orden de cosas, el sacrificio de dos perros negros por parte de los Ponchos Rojos de Omasuyus, que se reunieron en número de 10.000 para defender a la Constituyente y al Gobierno de Evo, llamó la atención, como no podía ser de otra manera, de toda la prensa seria del país y del extranjero.

El caso fue presentado en su doble acepción:- como un acto bárbaro de los originarios, a fín de despertar/ y/o ratificar) el miedo y la antipatía de las clases medias urbanas hacia ellos;- como una forma de atacar, por elevación, al Comandante del Ejército, Freddy Berzatti, quien además de desfilar con un poncho rojo el 6 de agosto en Santa Cruz, parece ser esquivo al llamado de golpe de Estado que la derecha reaccionaria, en connivencia con el imperialismo, le hace a su institución.

El editorial del diario La Razón de La Paz del 23 de noviembre, titulado “Propuesta descartada en las Fuerzas Armadas”, critica la propuesta de mando único en las Fuerzas Armadas de parte de Berzatti, contextualizada, según el editorialista, en la “caótica situación” del país.

Con los títulos de “Intolerancia Política” y “Diplomacia Irresponsable” (este último firmado por Mario Ojara Agreda), el periódico El Diario de La Paz hace tácitos llamados a las Fuerzas Armadas a “poner orden” y, consecuentemente, a lidiar seriamente por los intereses del país frente a Chile, bastardeados, según se desprende, por el gobierno actual de Evo Morales y su canciller Choquehuanca.

En el primer editorial se habla de la “intolerancia político-partidaria” -de los “dos demonios”- oposición y gobierno, que llevan a “los bolivianos, sobre todo a las clases medias y populares asentadas en las capitales de importancia, porque tienen que aguantar los efectos de las medidas de presión a las que recurren oficialistas y opositores”.

Mediante una deducción obtenemos que, desaparecidos unos y otros, el pueblo viviría feliz custodiado por expertos: el gran padre uniformado que todo lo controla y regula.

El segundo editorial hace mención a la poca seriedad puesta de manifiesto por Morales, Choquehuanca y otros en las cuestiones con Chile, simbolizadas en los juegos futboleros de Evo en tierras trasandinas. “Bolivia necesita un estadista”, dice el Editorial.

Sugiere que Evo no lo es, compara su política con la de Sánchez de Lozada, esgrime que no quiere enfrentarse con su antiguo enemigo y que por eso no hallará solución al problema marítimo ni a otros. El llamado a los “duros” uniformados para que pongan coto a esta situación es notable.

La última idea fuerza no es consecuencia de ninguna editorial, por cuanto está en el “espíritu” de la gran prensa difundirla y machacar con ella.

Está perfectamente esbozada en los discursos del tristemente célebre Gabriel Dabdoub, presidente de la Cámara de Industria y Comercio del Oriente (CAINCO) de Santa Cruz de la Sierra.

El 8 de noviembre, en unas palabras dichas en el Congreso Departamental de Empresarios- Federación de Empresario Privados de Santa Cruz, Dabdoud dijo: “Estimados empresarios donde estamos? (…) Por eso nos preguntamos ?Dónde estamos?.

No hay que ser un gran observador para ver que estamos siendo asfixiados por la inflación, gracias a la inoperancia del gobierno central de Juan Evo Morales y la complicidad del propio Banco Central de Bolivia, que era, y remarco que estoy hablando en pasado que era una entidad independiente, técnica y confiable.

Ahora al decir que la inflación se soluciona importando productos, el Banco Central se quiere convertir en sepulturero de la producción nacional ?Dónde estamos señores?.

Estamos acorralados por la inseguridad jurídica, que se mimetiza de diferentes formas y que tiene un punto de origen, el Palacio Quemado.

Desde hace 19 meses no podemos ver un haz de esperanza. Nos atacan por el tema tierra, por las cooperativas nos atacan diciendo que eliminarán la propiedad privada, nos atacan, nos atacan…! Porque nos atacan!”.

Simples palabras que sirven más que cien manuales sobre hipocresía y cinismo, esbozadas por un conspirador de ley, que defiende, no sólo sus intereses particulares, sino los de su clase y sus aliados: la burguesía agroexportadora, la oligarquía terrateniente, los grandes rentistas y empresarios vinculados al capital extranjero y su custodio, el imperialismo norteamericano.

LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Ante la aprobación de la nueva Constitución del país en el marco de la Asamblea Constituyente, la derecha, que viene manipulando temas urticantes, entre ellos la capitalidad de Sucre, envió a las calles a manifestantes y provocadores que se enfrentaron con la policía con armas y explosivos, así como con campesinos y originarios que respondieron con hondas de piedras.

Una consigna surgió de la “prensa seria” ante el advenimiento del primer muerto en la refriega: la nueva Constitución y la Asamblea Constituyente están manchadas con sangre. Esta consigna fue repetida por la editorial de Los Tiempos de Cochabamba del 25 de noviembre; El Correo del Sur de Sucre del mismo día reprodujo el mismo editorial y hasta el enviado de Página 12, diario ‘progre’ de la Argentina, Pablo Ortiz, la incluyó en el copete de su nota titulada “Se aprobó la Constitución de Evo”.

Sin quedar rezagado, el otrora vicepresidente de Hugo Banzer, Jorge “Tuto” Quiroga, declaró que la Constitución aprobada “vale tanto como un pedazo de papel higiénico usado” y también declaró que ésta se hallaba “manchada con sangre”.

Así, los comunicadores oficiales hablaron de la misma forma, en los mismos medios y sobre el mismo tema. Algo les sale mal a los ricos: los que antes reprimían a los pobres; los que daban golpes de Estado para beneficiarlos, hoy no se prestan al juego del racismo, la provocación y la insolencia de los que hasta ayer mandaban sin cortapisas.

Su rabia es contra los desarrapados del país, contra su presidente, contra el vice, que renunciando a pruritos de clase los acompaña, pero más hacia los uniformados que “no cumplen con su deber” histórico que convertirse en esbirros del Estado burgués y antipopular de siempre.

La lucha de clases se profundiza en Bolivia; es la lucha de pobres contra ricos, de explotados contra explotadores, de oprimidos contra opresores, de un gobierno popular contra una minoría acostumbrada a manipular, reprimir y saquear.

Las iniciativas que el gobierno tome servirán para aislar a los reaccionarios, hacer tomar conciencia a los sectores medios urbanos que están siendo utilizados por éstos de su manipulación, organizar y pertrechar ideológica y políticamente a originarios, obreros y campesinos para que conduzcan el proceso hacia la verdadera y definitiva liberación del país.

El país, Bolivia, son ellos mismos. Está en sus manos el salto hacia adelante y la neutralización y liquidación de los planes reaccionarios.

Etiquetas: , , , ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE