Follow TarijaLibre on Twitter

Universidades buscan mayor subvención del Estado para cubrir incremento salarial

Publicado por Tarija on Sep 4th, 2012 y clasificado en NACIONAL. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, aseveró el domingo que las universidades del sistema público reclaman una mayor subvención ordinaria del Tesoro General de la Nación (TGN), para incrementar salarios de docentes, administrativos y la parte ejecutiva, que en casos ya aprobaron y ahora les hace falta recursos para cubrir otras necesidades.

“Ha quedado clarísimo que esta pelea que hay con la subvención ordinaria es para incrementar sueldos de administrativos y docentes, es más muchos de estos incrementos, este 15% que pide la universidad, es para avalar lo que se han incrementado las universidades”, dijo en entrevista con medios estatales.

Representantes del sistema universitario público del país anunciaron a partir de mañana (lunes) el inicio de medidas de presión para lograr un aumento del 15% por concepto de subvención ordinaria del TGN, bajo el argumento de crecimiento vegetativo y la imperiosa necesidad de equipamiento para desarrollar investigación y ciencia.

Arce explicó que si bien los sueldos de la parte ejecutiva y administrativa en las universidades no superan el salario que percibe el Presidente (15.000 bolivianos) tal como establece la norma, sus remuneraciones sí están por encima de las del Vicepresidente (14.500 bolivianos) y ministros (14.000 bolivianos).

Con datos que provienen de las propias casas de estudios superiores, la autoridad dijo que, por ejemplo, “llama la atención que el Rector de la Universidad San Francisco Javier de Chuquisaca perciba 14.999.99 bolivianos, evidentemente menos que el Jefe de Estado”.

Agregó que el Vicerrector tiene un sueldo de 14.900, más que el Vicepresidente y que un ministro. Un decano percibe 14.850 bolivianos y un director de carrera, 14.786 bolivianos.

En la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en La Paz, prosiguió, un jefe del departamento de la parte administrativa gana 14.490 bolivianos.

En la Universidad San Simón de Cochabamba, dijo, el Rector percibe 14.950 bolivianos, el Vicerector igual monto y un decano 14.150 bolivianos.

Arce aclaró que debido a la autonomía universitaria la decisión sobre el incremento salarial es un resorte propio de las autoridades universitarias; sin embrago se espera, mencionó, que sean aumentos racionales, acordes a todas las necesidades que tiene una casa de estudios superiores.

“Básicamente la pelea por la subvención es por tema salarial, no beneficia infraestructura o mejores condiciones del estudiantado”, insistió.

Según explicó el Ministro, el 40% del presupuesto que tienen las universidades cada año, lo destinan al pago de salarios, en cuyo tema hay una gran concentración en los altos sueldos.

“Quienes ganan menos de 5.000 bolivianos suman el 62% y se llevan el 36% del presupuesto de la masa salarial, mientras que los que ganan más de 10.000 bolivianos que son el 10% se comen el 26% del presupuesto”, mencionó.

El Ministro señaló que en las universidades se juegan muchos intereses, de ahí que no son casuales las elecciones de rectores, son campañas millonarias las que se desarrollan y pagan facturas con el aumento de la burocracia administrativa.

Lamentó que el debate ideológico que antes imperaba en las universidades se haya perdido, pues en gobiernos neoliberales, recordó, había que salir a las calles a “arrancar” un presupuesto que no se contemplaba y que en la actualidad se destina a salarios.

Explicó que los ingresos de las casas de estudios superiores provienen del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), coparticipación tributaria, subvención ordinaria y recursos propios, que generan a partir de la matriculación de estudiantes, extensión de títulos de post grado, maestrías y otros.

En ese sentido, recordó que las transferencias del Estado en 2005 orillaban los 1.203 millones de bolivianos, cifra que escaló a más del doble en 2011, cuando se registró una transferencia de alrededor de 2.698 millones de bolivianos.

No obstante, las universidades sólo tienen un promedio de 65 % de ejecución presupuestaria, y este año sólo utilizaron, hasta la fecha, el 32 %.

Igualmente, los saldos de caja y bancos que guardan las universidades públicas hasta la fecha, sobrepasan los 2.000 millones de bolivianos.

Bajo este panorama, finalizó Arce, que no pueden decir – las universidades- que carecen de recursos y que precisan mayores ingresos para desarrollar su actividad académica.
Ma/ ABI

Etiquetas: ,

Articulos Relacionados

Deje una contestacin

*
Publicidad Disponible-250x250

FACEBOOK

FACEBOOK

TWITER

MY SPACE